Germania Josefina Alba Astacio, colaboradora JVM: “Considero ISFODOSU como una gran familia, que ha aportado a mi desarrollo profesional y crecimiento personal”

por Rafael Paulino
304 vistas

Oriunda del Barrio México, provincia San Pedro de Macorís, Germania Josefina Alba Astacio tuvo una niñez llena de aventuras, bajo el seno de una familia funcional, en un hogar donde el sentido de unión estuvo muy presente.
Aunque desde temprana edad aprendió muchas cosas de la vida, debido a las responsabilidades que le tocó asumir, la relación con sus familiares cercanos es excelente.

“Mi madre era enfermera y mi padre manejaba camiones, por lo que me han dejado como mayor enseñanza ser una persona honesta, tener gratitud con los demás, esforzarme en todo lo que me proponga y, sobre todo, ser leal con quien hay que serlo”, expresa Germania, quien se define como una persona servicial, muy trabajadora y enfocada en sus sueños.

Realizó los estudios primarios en el Colegio Renacer y secundarios en el Liceo José Joaquín Pérez. Se graduó con honores en la secundaria, y también como licenciada en Administración de Empresas, por la Universidad Evangélica, UNEV.

“En noviembre del año 2009 ingresé al recinto en esta ciudad de San Pedro de Macorís, Juan Vicente Moscoso, JVM, del ISFODOSU como secretaria académica y más tarde realicé un curso de habilitación docente. Al pasar del tiempo he ido escalando hasta desempeñar actualmente el cargo de encargada de Admisiones”, relata con entusiasmo Germania.

Considera a ISFODOSU como una gran familia, que ha apartado mucho a su desarrollo profesional y crecimiento personal, donde ha creado hermosas y valiosas experiencias, junto a los compañeros de trabajo, con la dicha de compartir en eventos importantes, que aportan valor a la comunidad educativa.

Nos cuenta que una de las cosas que más le gusta de su trabajo es establecer contacto directo con los estudiantes, darles información y llevarlos al recinto para que conozcan todo lo que desde allí se realiza y dentro de sus funciones principales están velar por el correcto uso y aplicación de las pruebas POMA y PAA, coordinar actividades de ofertas académicas, encuentros con orientadores, monitoreo, realizar visitas a centros educativos y captar nuevos estudiantes.

“Tengo dos hijos y en mi tiempo libre disfruto compartir con ellos, también voy al gimnasio y adoro el turismo interno”, cuenta Germania.

Actualmente está realizando una maestría en Gestión y Planificación Educativa en la Universidad Católica, gracias a una beca otorgada por el ISFODOSU y pretende seguir capacitándose para continuar dando lo mejor de sí en todos los roles que le toque asumir.

“Siento gran satisfacción por parte de ISFODOSU, específicamente este recinto, porque no hace tanto pasé una situación de salud con mi madre, tanto la vicerrectora como mis compañeros me dieron un gran apoyo; he valorado mucho eso porque en esta alta casa de estudios existe un espíritu de compañerismo muy especial, se preocupan por los colaboradores y se muestra una gran empatía”, recuerda con los ojos llorosos Germania.

Sus frases favoritas son: “la esperanza es la raíz en la humedad y el arroyo en el desierto. El barco sobre la mar y Federico en sus versos”, de nuestro Pedro Mir; y, “vive como si fueras a morir mañana y aprende como si fueras a vivir siempre”, de Mahatma Gandhi.

Roger León/PM

 

 

Te podría interesar