José Luis Abreu Santos, docente EPH: Ser docente en el ISFODOSU significa mantenerse en constante crecimiento y siempre buscar la forma de innovar las prácticas. Siento orgullo de eso.

por Rafael Paulino
369 vistas

Oriundo del sector Jacao Al Medio, Santiago de los Caballeros, José Luis Abreu Santos asegura que su niñez se desarrolló en un ambiente de unión familiar. Es el más pequeño de sus hermanos, quienes fueron su mayor inspiración y ejemplo a seguir, siempre destacándose en los estudios y deportes.

Recuerda el valor del trabajo por parte de sus padres que le inculcaron la responsabilidad, aplicándola en su vida, a través del esfuerzo, dando lo mejor de sí. Su motivación ha sido la familia, cuida su matrimonio y le enseña a su hijo el esfuerzo como trampolín para conseguir lo que se proponga.

“Realicé mis estudios primarios en el Colegio Evangélico Jacagua y secundarios en el Politécnico Martina Mercedes Zouain, soy egresado del área de Informática como técnico general”, cuenta José.

Se considera un hombre comprometido con el hacer correcto, que ve lo positivo en cada situación y curioso por aprender algo nuevo.

Dice que se motivó a estudiar educación para poder mejorar las capacidades personales y profesionales de los demás y contribuir al desarrollo, crecimiento y el cumplimiento de sus metas propuestas.

En sus años universitarios, mientras cursaba la licenciatura en lingüística aplicada a la enseñanza del inglés en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, vivió momentos difíciles porque se trasladaba a distintas provincias, como Bonao, San Francisco de Macorís y Santo Domingo para culminar su pensum en el año 2017.

“Ser docente me ha hecho más empático, entender que los estudiantes tienen necesidades individuales que debemos prestarles atención y muchas veces el maestro destacado no necesariamente es aquel que tiene conocimientos sólidos de una determinada área académica, sino que puede fomentar un ambiente de respeto y apoyo a los estudiantes”, dice Abreu.

A sus 24 años ingresa al ISFODOSU y lleva 6 como docente. Anteriormente, trabajaba en el diplomado intensivo de inglés para docentes y ahora imparte las asignaturas curriculares, como inglés básico I, II e inglés profesional.

Cuando entró por primera vez recuerda que tuvo un sentimiento de pertenencia, pues para él, ser docente en el ISFODOSU significa mantenerse en constante crecimiento, siempre buscar la forma de innovar las prácticas y siente orgullo de eso.

“En mi tiempo libre me gusta hacer ejercicios, ir al gimnasio y me identifico con la frase: -Be who you needed when you were younger-, en español es -Sé a quien necesitabas cuando eras más joven. La frase refiere que, según se crezca siempre se necesita un ejemplo a seguir y si podemos ser ese ejemplo para otros, el mundo sería mejor y tendríamos seres más humildes”, relata Santos.

Ha impartido docencia en la Universidad ISA y tiene contemplado realizar un doctorado enfocado a la enseñanza del inglés, como fonética, vocabulario, gramática, metodología y evaluación que le permitan seguir creciendo.

Ha recibido por distintas instituciones reconocimientos como profesor y coordinador destacado.

“Para los jóvenes que quieren estudiar docencia, les digo que hagan las cosas con amor, dedicación y permanezcan en constante formación. Aprovechen el tiempo. Un maestro hoy en día requiere de innovación, pero sobre todo de pasión. Es una carrera que algunas veces no es bien remunerada en el ámbito económico, pero si se hace desde el corazón los beneficios son mayores que eso”, relata con entusiasmo José.

Para José Luis, un buen docente es aquel que va más allá de los aspectos académicos, es el que brinda apoyo y respeto a sus estudiantes.

RL

Te podría interesar