Milvia Medina Peralta, graduada de honor del LNNM “Hoy asumimos el gran compromiso de formar a los futuros profesionales de nuestro país”

por Rafael Paulino
117 vistas

Discurso pronunciado en el acto de Graduación Ordinaria Santiago – 2023

Es un honor poder expresar estas palabras en representación de todos mis compañeros y colegas en este día tan especial para nosotros.

Finalmente ha llegado el día más esperado, donde la emoción y la nostalgia se entrelazan para recordarnos los valiosos e inolvidables momentos que compartimos en el transcurso de nuestra formación académica.Entre estos, aquel instante en el que ingresamos por primera vez a nuestro recinto, donde observamos con gran admiración aquellos estudiantes que nos otorgaron la esperanza de poder encontrarnos algún día en su lugar. Al culminar las pruebas de admisión y esperar con ansias los resultados, descubrimos el origen de nuestra pasión e ilusión por impactar la vida de los demás e impulsar un cambio significativo en la educación y la sociedad.Al sentir la felicidad de saber que ingresamos oficialmente a nuestro plan de estudio, más allá de los sacrificios, los desafíos y los retos que implica ser docente, demostramos la entrega y el compromiso con nuestro crecimiento personal y profesional susceptible a ser transmitido a los demás.

La incertidumbre de nuestras primeras clases, exámenes, asignaciones y calificaciones, nos permitió pasar por un proceso de constante optimización de las competencias didácticas y disciplinarias que hoy nos caracterizan. La superación de las clases virtuales producto de una pandemia, fue uno de los mayores ejemplos de resiliencia ante los imprevistos de nuestro trayecto académico. Realizar las planificaciones, las intervenciones, los diarios reflexivos, superar la complejidad progresiva en cada ciclo y ejecutar un proyecto de grado, nos demostró que para ser docentes, se necesita más que el deseo de enseñar, permitiéndonos confirmar que las acciones constituyen los resultados de nuestras pasiones, sueños y esperanzas. Finalmente, encontrarnos en este día trascendental y especial en nuestras vidas, el cual se nos hacía cada vez más difícil de alcanzar, comprueba el gran potencial y el crecimiento profesional que hemos desarrollado y que debemos seguir fortaleciendo en un proceso de constante formación a nivel posgradual. (Pausa)

Estimados graduados, hoy asumimos el gran compromiso de formar a los futuros profesionales de nuestro país. Así como establece nuestro hermoso e inspirador himno institucional, hoy nos hemos convertido en ese faro que guiará el sendero del futuro de la sociedad educando en valores de amor y de paz. Ser maestros va más allá de enseñar y transmitir conocimientos, es un compromiso con la formación integral de nuestros estudiantes, nutriendo no solo sus mentes, sino también sus corazones y valores.

No obstante, es imprescindible asumir los grandes retos y desafíos de la educación en la actualidad, entre ellos, enfrentarnos al uso mal intencionado de la inteligencia artificial en las aulas y la indisposición hacia el autoaprendizaje. Por lo que es nuestro deber adaptar nuestras competencias profesionales a las nuevas necesidades del sistema educativo dominicano.

Como docentes, la indagación, el análisis y la reflexión de nuestros métodos didácticos combinados con la investigación y la innovación, es fundamental para propiciar la construcción de un conocimiento significativo en los estudiantes caracterizado por el aprendizaje autónomo, la rigurosidad científica y la inclusión. Más allá de los resultados cuantitativos de los alumnos, es indispensable enfocarnos en el desarrollo de las capacidades individuales, las inteligencias múltiples, los talentos culturales y artísticos, las competencias, los valores y entre muchos aspectos que disminuyen la relatividad de un sistema de evaluación estandarizado y cuestionable.

A pesar de los obstáculos que debamos enfrentar, tenemos la certeza de que todos los aprendizajes adquiridos tanto por nosotros como por nuestros alumnos, se convertirán en las herramientas que forjarán un futuro lleno de oportunidades y éxitos, por lo cual, agradecemos infinitamente al Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (ISFODOSU), por brindarnos la oportunidad y el privilegio de formar parte de su comunidad académica, permitiéndonos acceder a una educación de calidad y a una formación de docentes de excelencia.

De igual forma, agradecemos a Dios por guiarnos y por permitirnos mantener la constancia y la dedicación requerida a lo largo de toda nuestra formación académica. A nuestros queridos maestros, por ser nuestra inspiración y permitirnos convertirnos en lo que somos hoy.A las autoridades y al personal de este recinto, cuya labor y esfuerzo han sido fundamentales para hacer realidad este sueño cumplido. A quienes fueron nuestros compañeros de clase, por enseñarnos la importancia del trabajo en equipo y el apoyo mutuo.

A nuestros familiares y amigos, por su amor y apoyo incondicional en todos los momentos de nuestras vidas. Por último, agradecemos a todas las personas que contribuyeron de diversas formas y han permitido que este logro fuese posible.

Para finalizar, quiero dejarles con unas palabras sabias del filósofo británico, Alan watts, el cual decía: “La vida se entiende mejor si la comparamos con la música; el punto de una composición no es llegar al final de ella; “de otra forma los mejores músicos serían los que tocaran más rápido”; el objetivo de la composición es la música en sí; esta nunca se trata de llegar al final o al resultado, sino más bien del camino y del proceso.” La vida, y en particular este gran comienzo para nosotros, siempre se tratará de una cuestión musical.

¡Muchas felicidades para todos! ¡Muchas gracias y feliz resto del día!

Milvia Medina Peralta, graduada de honor del Recinto Luis Napoleón Núñez Molina, LNNM.

Miércoles 18 de octubre de 2023.

MS

Te podría interesar