LUIS ALEJANDRO ROSSI SALVADOR, ESTUDIANTE FEM: “Como futuros docentes, jamás duden de su capacidad, es tiempo de dejar huellas hermosas en el corazón de nuestros estudiantes”

por Rafael Paulino
372 vistas

La Zona industrial de Herrera, Santo Domingo Oeste fue el sector que junto a sus padres Ana Ysabel Salvador, Juan Luis Rossi, su hermana Paola Rossi Salvador vieron crecer y desarrollarse en lo personal y académico al estudiante Luis Alejandro Rossi Salvador.

El Joven de personalidad  empática, sencilla, amigable y familiar, está cursando la Licenciatura  de Matemáticas  Orientada a la Educación Secundaria en el recinto de ISFODOSU, Félix Evaristo Mejía (FEM).

Amante de la música, los libros, cómics, películas especialmente de ciencias, terror psicológico y alguna que  le dejen un mensaje positivo, además de realizar investigaciones profundas y jugar videojuegos de todo tipo, son las actividades cotidianas que practica Luis Alejandro, para divertirse y votar el estrés.

“Mi trayectoria por  ISFODOSU es una experiencia única e irrepetible, aquí he comprendido lo que es realmente ser un docente, me he divertido, he forjado increíbles amistades, he aprendido muchas cosas inimaginables de mis amadas matemáticas y más que puedo decir que muchas gracias por todo”, expresó emocionado Roosi Salvador.

Entre los beneficios que ha recibido Luís Alejandro  aparte de la carrera, ha recibido diplomados como el de Inglés para Docentes, el de Tecnología Educativa y el programa de Neurociencia Valora Ser con el que aprendes a tratar de manera adecuada a cada uno de tus estudiantes, dándote cuenta de que cada estudiante aprende de manera distinta.

Una frase con la que se identifica Rossi Salvador es de Galilei, Galileo “Las matemáticas son el lenguaje en que Dios codificó su maravilloso mundo, es de sabios entenderlas”.

Tiene contemplado culminar sus estudios este próximo verano, contempla a mediano plazo ser  docente universitario en la cátedra de matemáticas, no descarta la opción de emigrar al extranjero y poner en práctica el inglés como segundo idioma aprendido durante sus años de estudio en ISFODOSU.

Recomienda a otros jóvenes educadores a que “sean pacientes, porque  la desesperación es parte del fracaso, den lo mejor de ustedes. Como futuros docentes no dejen nunca de investigar, aunque sea lo básico de sus colegas de otras áreas y jamás duden de su capacidad, es tiempo de dejar huellas hermosas en el corazón de nuestros estudiantes”.

Te podría interesar