Juan Carlos Encarnación Ramírez, egresado UM: “ISFODOSU representa el más alto galardón que un profesional de la educación puede tener”

por Rafael Paulino
580 vistas

Aquella luz de motivación que despertó su profesor para continuar esos pasos, hoy en día es una ferviente llama en la vida de Juan Carlos Encarnación Ramírez, que se siente orgulloso y agradecido por ser egresado del ISFODOSU e inspirar a otros.

Juan nació en el municipio de Las Matas de Farfán, provincia de San Juan y recuerda su niñez de manera humilde, laboriosa y de escasos recursos, pero apegada a la responsabilidad para salir adelante y aportar lo necesario en el sustento del hogar.

“Actualmente la relación con mis familiares es afectiva, solidaria y sobre todo muy unida y por esa razón me defino como un hombre amable, dinámico, solidario, social, luchador, exitoso, optimista y emprendedor”, refiere Carlos.

Realizó los estudios primarios en el Centro Educativo Sergia María Mateo, perteneciente al Distrito Educativo 02-03, del municipio Las Matas de Farfán y los secundarios en el Liceo Mercedes María Mateo, en la actualidad un politécnico.

Supo del ISFODOSU, específicamente del recinto en San Juan, Urania Montás, UM, a través del profesor Heriberto Mesa, al ver cómo con su ejemplo, liderazgo, sabiduría, formación y vocación de servicio le caracterizaban y fueron un despertar, del cual surgió un anhelo para convertirse en formador de seres humanos.

“Ingresé al recinto UM a la edad de 19 años y en aquel entonces uno pasaba automáticamente al programa del profesorado. Sin embargo, me tocó el privilegio de ser parte del primer grupo donde se implementó el programa de Licenciatura en Educación Básica. Por los recursos económicos tuve que trabajar los fines de semana cuando salía del internado para reunir el pasaje y otros gastos necesarios. Aprendí a convivir en un entorno al que no estaba adaptado, como seguir normas, estándares, hábitos de estudio y el día a día con el colectivo. Me gradué en el año 2003”, relata Encarnación.

Dentro de los estudios superiores, Ramírez posee una Especialidad en Lectura y Escritura por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, PUCMM; una maestría en Gestión de la tecnología educativa por la Universidad Abierta Para Adulto, UAPA, diplomados en diversos ámbitos educativos, cursos, talleres y congresos tantos nacionales como internacionales. Tiene contemplado realizar un doctorado en Lingüística.

El docente recuerda que en una ocasión tenía un problema familiar muy difícil, tanto que pensó en abandonar la universidad y en medio de esa dificultad tuvo el honor de contar con el apoyo de dos grandes maestras, Magdalinda Soriano y Pilar, quienes se solidarizaron con sus causas y los sabios consejos le alentaron a seguir adelante, lo que permitió que cambiara su realidad.

ISFODOSU representa el más alto galardón ético, puro y consagrado que un profesional de la educación puede tener. Y eso se refleja en la contribución de la formación de entes sociales y aportar a la sociedad los futuros profesionales de calidad que esta demanda”, refiere Juan.

Carlos reside en Las Matas de Farfán. Está casado, tiene tres hijos y disfruta de jugar ajedrez, pasar tiempo de calidad con la familia, viajar y hacer trabajos sociales. Le gustan mucho los juegos interactivos, excursiones, aulas temáticas, intercambios culturales, entre otras actividades.

Se identifica con las expresiones: “Quien tu eres determina cómo te ven las demás personas” y “la verdadera grandeza tiene sus raíces es la humildad”. Inició como en el Centro Educativo El Guazumal, luego le trasladaron al Centro Educativo Daniel Mercedes y en la actualidad se desempeña como Coordinador de Registro en el Centro Educativo Aristófanes A. Mella desde el año 2010.

A los jóvenes que como él quieren ser docentes, les aconseja que es más que una profesión, como un camino transformador y consagrado al despertar de la conciencia de una sociedad justa, en valores, democrática.

“Ser docente es un privilegio, porque es la construcción de los futuros profesionales que dirigen el mundo. Como egresado del ISFODOSU las personas me lo hacen saber, porque ven en esta institución la que consagra a la formación genuina de educadores con los más altos estándares que requieren los nuevos tiempos”, confirma Encarnación.

Ramírez fue reconocido en el año 2017 por el Ministerio de Educación de la República Dominicana, MINERD al lograr ganar el Premio Nacional del Congreso Experiencias Exitosas y en el año 2022 recibió un reconocimiento por haber participado como ponente en el Seminario de Buenas Prácticas, que se llevó a cabo en el Recinto Urania Montas con el tema: “En mi Escuela Enriquecemos Nuestros Conocimientos Implementando TIC”.

Para él, un buen educador es aquel que toma la mano, abre la mente y vive siempre en el corazón de sus alumnos.

Roger León

Te podría interesar