Ynés Altagracia Valdez De La Cruz, colaboradora del FEM “Nací para ayudar y servir a los demás: valoro mucho la oportunidad que ISFODOSU brinda a los estudiantes para superarse”

por Rafael Paulino
290 vistas

Amante de los libros y de servir a los estudiantes del recinto de ISFODOSU en Santo Domingo, Félix Evaristo Mejía, FEM, Ynés Altagracia Valdez De La Cruz divide su tiempo entre su trabajo y la convivencia con su única hija Alfanys Milagros de 19 años.

Desde hace ya 4 años quedó viuda, cuando su esposo Fausto Antonio Estrella sufrió un infarto luego de tomar unas vacaciones, este suceso cambió su vida y la de su hija.

Asumir la responsabilidad de convertirse en madre soltera de una adolescente ha sido el mayor reto de Ynés.

“La repentina muerte de mi esposo me marcó mucho, porque teníamos todos los planes del mundo como pareja, a pesar de mi tristeza tuve que seguir adelante porque mi hija me necesitaba fuerte y no era el momento de derrumbarme” expresó visiblemente afectada Ynés.

Tras la muerte de su compañero, Ynés se refugio en su hija, el apoyo de su familia y su mejor aliado fue el trabajo en la biblioteca de ISFODOSU, ya que el contacto con los estudiantes fungió como un aliciente para su dolor.

Se desempeña actualmente como secretaria ejecutiva de la Biblioteca del recinto FEM, puesto que ocupa desde hace 16 años, dando el mejor servicio a los estudiantes que requieren de su ayuda cuando solicitan sus orientaciones.

“He vivido tanto con los estudiantes que una hoja no me daría para escribir todo, porque siempre me pongo en su lugar, me cuentan sus situaciones desde que llegan hasta que se van. Algunos son muy pobres y andan buscando un futuro mejor; los animo a continuar y a superarse”, manifestó la bibliotecaria.

Nuestra colaboradora tiene cinco hermanos, es hija de Doña Altagracia a quien debe su segundo nombre y de don Francisco un amante de la agricultura. Nativa de Bonao, Monseñor Nouel, realizó sus estudios de Bibliotecología en la Universidad Central del Este e hizo la especialidad en Habilitación Docente en el recinto FEM.

Disfruta de la compañía de su hija en casa, pasar tiempo con los estudiantes y compañeros de trabajo con quienes mantiene una buena relación, así como en su tiempo libre disfruta de bordar, lo que le sirve para distraerse.

“Nací para ayudar y servir a los demás, valoro mucho la oportunidad que ISFODOSU les brinda a los estudiantes de superarse”, expresó con gratitud Ynés.

Te podría interesar