María Ureña Herrera, docente UM: “En ISFODOSU pude ver realidad mi sueño de ser docente”

por Rafael Paulino
306 vistas

Nacida en Jinova, una pequeña comunidad de la Provincia de San Juan de la Maguana, la maestra María Ureña Herrera sigue con su corazón cargado de sueños y proyectos, mientras dedica su vida la labor docente.

Su más anhelado sueño desde que cursaba la secundaria era ser parte de la matrícula estudiantil del Recinto de ISFODOSU en San Juan, Urania Montás, UM, ilusión que fue tronchada por no contar con los recursos necesarios para desplazarse hasta el recinto.

Por un tiempo, situaciones de salud la llevaron a abandonar sus estudios, pero su lucha por ser maestra no terminó en el año 1989, cuando tuvo que entrar a un quirófano para reparar los tejidos y articulaciones de los hombros a través de una cirugía de artroscopia, cuando realizaba el monográfico para optar por el título de Licenciada en Pedagogía mención Ciencias Sociales en la Universidad Central del Este, UCE.

Tras su recuperación, la maestra María Ureña, retoma su formación y desarrollo profesional y en el año 1993 se gradúa y recibe su título de licenciada.

Provenir de una familia humilde y con precariedades económicas no fue una limitante para que María continuara soñando y realizara una maestría en Psicología Clínica Educativa en Contextos Multiculturales en Universidad de Valencia, UV, España, en colaboración con la UASD; y otra en Neuropsicología y Educación de la Universidad Internacional de la Rioja, UNIR, becada por ISFODOSU.

Aunque ha sido catedrática de maestrías y especialidades en otras universidades como la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD) y en la Universidad Federico Enríquez y Carvajal (UFHEC), la profesora María Ureña despertó cuando se materializó su sueño de formar parte del cuerpo de docentes de ISFODOSU, en su recinto de San Juan, Urania Montás.

“Mi sueño se materializó, hace 9 años, cuando el vicerrector Ejecutivo del recinto, maestro Jorge Sención, me dio la oportunidad de pertenecer al cuerpo de docentes del recinto e impartir las asignaturas Orientación Institucional, Psicología del Aprendizaje y Desarrollo Primario de 0 a 6 años. Doy las gracias a Dios y a todo el equipo del UM que me ha dado apoyo y motivación. Ha sido una experiencia grandiosa”, precisó María.

Para la maestra, una anécdota reveladora de la buena formación docente fue, tener que dejar las clases y designar la responsabilidad a uno de sus estudiantes, luego de que una alumna se desmayara en el aula y ella ofrecerle la primera asistencia.

“Dejé a cargo la responsabilidad del aula y la clase a uno de mis alumnos y, quedó demostrado que los estudiantes pueden trabajar solos, siempre y cuando tengan una buena dirección de sus docentes” expresó orgullosa la maestra.

La profesora de ISFODOSU, no se equivoca cuando se autodefine como emprendedora, responsable y trabajadora, pues motiva a los jóvenes que quieren ser docentes a que se preparen y tengan las habilidades y competencias necesarias para ser buenos educadores.

“Descubran su vocación de servicio, disfruten lo que hacen, enamórense de la docencia, rompan todas las barreras para lograr sus propósitos”, con esas palabras que inspiran y proponen, y convencida de que se puede, concluyó la maestra María Ureña.

Te podría interesar