Frederlyn Hernández White, estudiante del JVM: “En ISFODOSU pude acceder a una educación de alta calidad y de manera gratuita”

por Rafael Paulino
216 vistas

El Municipio de Consuelo de San Pedro de Macorís la vio nacer, y el libro Nacho fue su primer aliado cuando a sus ocho años empezó a alfabetizar a sus vecinos del barrio y los amigos de la iglesia. De esa manera, Frederlyn Yohandra Hernández White, empieza a explorar su amor por la docencia.

Tras finalizar sus estudios primarios realizados en la Escuela Primaria Divina Providencia y los secundarios en el Politécnico Inmaculada Concepción en San Pedro de Macorís, Frederlyn ya sabía que quería ser maestra.

A los 17 años, ingresa como estudiante de Educación Primaria Segundo Ciclo en el recinto de ISFODOSU en San Pedro de Macorís, Juan Vicente Moscoso, JVM, atraída por la fama de la institución en la formación de docentes de su provincia.

Su trayectoria por el ISFODOSU ha sido bonita pero desafiante, porque no estaba adaptada al sistema de jornada completa de la institución y tuvo que desarrollar disciplina para obtener buenos resultados en el nivel superior.

“Son muchas las oportunidades que me ha brindado ISFODOSU, pero la más importante fue haberme permitido acceder a una educación de calidad, y de manera gratuita, donde he aprendido que lo más importante no es una calificación, sino el conocimiento que puedas obtener mediante el proceso”, manifestó la estudiante.

Algunos de los beneficios que le ha ofrecido la Institución se destacan: el Programa Valora Ser, el Sistema de Prácticas Docentes, los diplomados en Tecnología Educativa e Inglés para Docentes.

“Para mí, pertenecer a ISFODOSU es un privilegio, porque es una Institución líder en formación docente” manifestó con alegría Frederlyn.

Su mayor reto a la hora de tomar sus clases, se le presentó en plena pandemia cuando durante el cambió de modalidad presencial a la virtualidad, su equipo de trabajo se destruyó y se vio obligada a pedir prestadas distintas computadoras a sus conocidos para poder estudiar.

“Defino a un buen docente, como una persona que además de transmitir conocimientos también forja a sus estudiantes en actitudes y en los valores, no solo con palabras bonitas, pizarras, marcadores y computadoras, sino también con sus acciones y sus ejemplos” agregó Frederlyn.

El próximo año, terminará todas sus materias y tiene contemplado presentar su tesis en enero 2023, a la edad de 21 años.

Apasionada de la lectura y la escritura de narrativa y poesía, se identifica con la frase “soy yo contra yo”, porque ve la vida como una competencia con ella misma y no con los demás.

Te podría interesar