Carmen Mata de Salcedo, docente del Recinto LNNM: “La reputación del ISFODOSU desde el recinto, me motiva a mantener altos estándares en mi enseñanza”

por Rafael Paulino
35 vistas

La docente de Educación Básica Carmen Mata de Salcedo labora en el Recinto del ISFODOSU en Licey al Medio, Luis Napoleón Núñez Molina, LNNM, desde hace 16 años.

En el área de postgrado, la maestra Carmen imparte la materia de Innovación Curricular y Tecnología Aplicada al Nivel Inicial, y para grado: Introducción a la Educación, Fundamentos del Currículum, Estrategias Lúdicas y Medios Educativos, Proceso de Enseñanza y Aprendizaje, entre otras.

“Ser docente en el Recinto LNNM significa mucho para mí, tanto a nivel personal como profesional. Esta posición representa prestigio, ya que formar parte de una institución reconocida por su excelencia académica es un honor y un logro significativo en mi carrera. La reputación del ISFODOSU desde el recinto, me motiva a mantener altos estándares en mi enseñanza y a contribuir positivamente al legado educativo de la institución”, expresó la Mtra. Mata.

Agregó, que ser maestra en el Recinto LNNM implica para ella un compromiso con la calidad porque sus colegas y estudiantes que buscan la excelencia la impulsan a mejorar continuamente sus métodos de enseñanza. Es por ello que, la maestra Mata dice que se mantiene actualizada en su campo para ofrecer una educación de alta calidad que prepare a los estudiantes para sus futuros desafíos.

“Me motivé a estudiar Educación porque descubrí cuando cursaba el octavo grado, mi pasión por enseñar. Durante las mañanas asistía a mis clases, y en las tardes iba a ayudar a la maestra que también impartía clases de cuarto grado. Esa experiencia temprana de ver cómo los niños aprendían y crecían, me permitió sentir satisfacción y me llevaron a elegir la Educación como carrera”, explicó Mata.

La profesora Mata es madre de tres hijos. Es oriunda de Moca, Provincia Espaillat y se caracteriza por tener una relación positiva con sus familiares gracias a varios factores, como: la comunicación abierta y constante que les permiten compartir experiencias, preocupaciones y alegrías, para fortalecer sus conexiones.

Se define así misma como una persona alegre y creativa, que actúa con honestidad, coherencia, un alto sentido de responsabilidad personal y social que se refleja en su compromiso con sus tareas y con las personas a su alrededor.

“Me encanta colaborar con los demás y trabajar en equipo, siempre siguiendo principios éticos en todas mis acciones. Además, soy fanática de las capacitaciones constantes, ya que considero fundamental mantenerme actualizada en mi campo. Esto no solo me permite mejorar mis habilidades y conocimientos, sino que también me brinda la oportunidad de aportar nuevas ideas y soluciones innovadoras en mi trabajo”, agregó Mata.

Carmen Mata se graduó en el 2008, Summa Cum Laude de la Licenciatura en Educación Básica en el ISFODOSU, donde también realizó la maestría en Formación de Formadores del Recinto Félix Evaristo Mejía, FEM, a través de un convenio con la Universidad de Barcelona, España.

Como docente, ha participado en actividades académicas que abarcan la docencia, la investigación y la extensión con el objetivo de compartir sus experiencias y contribuir al desarrollo educativo de la sociedad.

Para ella, un buen educador es aquel que despierta la pasión por aprender y guía a sus estudiantes hacia su máximo potencial.

La maestra exhortó a los jóvenes que desean ser docentes a seguir su pasión, mantenerse actualizados, cultivar la resiliencia y buscar mentores y redes de apoyo, pero sobre todo, que no duden en pedir consejo y en aprender de los demás.

EC

Te podría interesar