María de los Remedios Montero, Docente del FEM “Ser docente es un privilegio, una gran oportunidad para aportar a mi país”

by Rafael Paulino
90 views

Enamorada de la tarea de educar y amante de la enseñanza. Perder a su madre, Luz Pérez Lajara, a los 11 años fue desastroso para María de los Remedios, como para cualquier otra niña. Sin embargo, fue su progenitora la inspiración para estudiar educación, ya que de ella se decía que era una buena maestra.
“Desde mi adolescencia me destacaba y evidenciaba mi capacidad para evaluar, hacer análisis críticos de las situaciones sociales que se suscitaban a mi alrededor. No me gustaba perder tiempo leyendo novelas. No perdía la oportunidad de aprender algo interesante para luego compartirlo con otros jóvenes que veían en mí cierto liderazgo”, comentó María.
La maestra, residente en Santo Domingo, estudió Licenciatura en Educación mención Ciencias Sociales en la Universidad Tecnológica del Sur UTESUR, de donde se graduó en el año 1990.

Ingresó al Recinto de ISFODOSU, en Santo Domingo, Félix Evaristo Mejía, FEM, a la edad de 35 años, un lugar que le resultaba conocido ya que había cursado el 4to bachillerato (6to. en la actualidad) en ese Recinto cuando era todavía una Escuela Nomal. 26 años después, se siente muy afortunada, pues dice con convicción que enseñar es su gran pasión.

“Para mí, ser docente es un privilegio, una oportunidad de ofrecer mis humildes aportes a la mejora de la educación de mi país”, agregó orgullosa la maestra.

María de los Remedios piensa que nunca se termina de estudiar, y es por eso que se visualiza realizando en un futuro un Doctorado en Investigación.

Se define con la frase: “El aula debe ser encantadora, la educación esperanzadora”, porque entiende que el arte de enseñar debe ser con amor y responsabilidad.

“Recuerdo una vez que estaba en un lugar y escuchaba que alguien me llamaba y me voltee para ver quién era y nos acercamos, era una ex alumna y me comentó que nunca dejaría de darme las gracias, porque yo la había inspirado a ser maestra consagrada y que además yo había salvado su matrimonio. Me quedé estupefacta, no sabía que era protagonista de esa hermosa historia”, manifestó con emotividad María de los Remedios.

Exhorta a los jóvenes que deseen formarse como educadores que lo hagan siempre con pasión, ya que, para ella, es una carrera hermosa que brinda la oportunidad de transformar vidas positivamente.

Ha impartido docencia en diferentes universidades del país como la Universidad Autónoma de Santo Domingo; UASD, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra; PUCMM, la Universidad Católica de Santo Domingo; UCSD, la Universidad Nacional Evangelica; UNE y la UTESUR.
Mujer cristiana, casada con Vinicio Antonio Ferreira, madre de tres hijos, nacida en Azua de Compostela.

Te podría interesar

Leave a Comment