ISFODOSU respalda a las madres lactantes

por Rafael Paulino
104 vistas

A propósito del cierre de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebró desde el 1 hasta el 7 de agosto, el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña, ISFODOSU, a través de un memo firmado por la rectora, Dra. Nurys del Carmen González Durán, compartió su política de Apoyo a la Lactancia Materna.

A través de dicha política, nuestra institución reconoce la importancia de la leche materna para la nutrición de los bebés y por ende, dispone de un espacio físico confortable, higiénico y privado donde las madres a su regreso de licencia postnatal, podrán extraer, proteger y almacenar su leche materna.

Esta iniciativa permite al ISFODOSU desde el 2021, cooperar con el cumplimiento de la Ley-8-95 que declara prioridad Nacional, la promoción, protección y Apoyo a la Lactancia Materna.

Brenda Zayas, encargada del Departamento de Calidad en Rectoría, describió su experiencia con la Sala de Lactancia como una gran ayuda para llevar su proceso con su segunda hija Sarah Elena Hernández Zayas de 8 meses.

“Cuando tuve a mi primera hija, Valery Esmeralda Hernández Zayas, que ya tiene seis años, todavía no teníamos sala de lactancia y fue cuesta arriba todo el proceso. No tenía un lugar fijo para hacerlo, no tenía cómo guardar la leche, así que tener un lugar con todo lo necesario, lindo y ambientado, esto ha sido de gran ayuda para mí”, aseguró.

Zayas es una madre que ama lactar por los beneficios positivos que esto le aporta a sus hijas, es por esto, que lactó a su primera hija durante cuatro años, hasta que ella misma decidió parar y afirma que en esta segunda oportunidad hará lo mismo.

Cada madre lactante tiene dos intervenciones diarias de 30 minutos por jornada laboral, las cuales deberá coordinar previamente con el encargado inmediato de su área.

De esto es testigo también, Aura Juan, encargada del Departamento de Reclutamiento en la Dirección de Recursos Humanos, quien estuvo amamantando durante dos años a su hija Vera Isabel Flores Juan.

Juan fue una de las primeras colaboradoras en utilizar la sala de lactancia. A pesar de esto, en una ocasión se le quedó su extractor de leche y gracias al que tenía disponible en ese espacio, pudo seguir con su rutina diaria.

“Agradezco por el bienestar de mi hija, que nuestra sala de lactancia tiene muebles cómodos, buena ambientación y todo eso apoya a las madres lactantes en el proceso”, expresó la colaboradora.

Desde la División de Ingeniería y Planta Física, Naife Vélez, dijo que siempre ha elegido amamantar por los aportes psicológicos y sociales que tiene para los bebés.

“Con mi niña, Malía Germán, amamanté durante dos años, pero en esta ocasión, con Enzo Germán fui internada por una mastitis pero estamos amamantando de manera híbrida con fórmula”, aseguró la encargada.

Manifestó que la iniciativa de la Sala de Lactancia surgió de su experiencia con su primera hija, ya que no contaba con el espacio para realizar una extracción tranquila y privada, por lo que debía ingeniárselas.

“El nivel de estrés influye en el flujo de leche materna. Una madre lactante tiene derecho a una lactancia tranquila por el bien de su bebe”, afirmó Vélez.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna es una campaña mundial coordinada por la Alianza Mundial para la Acción de Lactancia Materna que se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto, para crear conciencia y estimular la acción sobre temas relacionados con la lactancia materna.

Durante esta semana, la Organización Panamericana de la Salud, OPS, se une a la comunidad mundial para apoyar los esfuerzos para fortalecer las medidas para proteger, promover y apoyar el derecho a la lactancia materna en toda la Región de las Américas.

Estephania Castillo

 

Te podría interesar