Isanet Peralta Camacho, Docente del JVM: “Ser docente de ISFODOSU me ha permitido ser parte de una respetable, capacitada y unida familia”

por Rafael Paulino
32 vistas

Apasionada a la enseñanza y la práctica docente, Isanet Peralta Camacho, casada desde 15 años con Ricardo Richards y madre de Annet Isabella de 7 años, tuvo que pasar por momentos sumamente difíciles de salud en el 2017 cuando se complicó su enfermedad de Lupus afectando sus riñones.

La mayor muestra de amor que recibió de su esposo, fue cuando su vida corría riesgo y le donó un riñón para salvarla, cuyo apoyo emocional fue fundamental en esos momentos de vulnerabilidad. Su perseverancia no le permitió rendirse.

“Me defino como una persona perseverante y empática, que no se rinde fácilmente ante los inconvenientes que la vida pueda presentar y utilizó estos momentos para sensibilizar la parte humana que tanto debemos cultivar, que entiendo que de los tiempos difíciles surgen importantes lecciones, enseñándonos a ser mejor ser humano cada día”, comentó Isanet.

La docente tiene una relación cercana y maravillosa con su familia, considera que son extremadamente unidos. Además, se siente confortable cuando está con ellos ya que están siempre atentos uno a los otros y comparten en los buenos, pero también, en los malos momentos, de lo cual se siente agradecida.

Isanet tuvo una niñez muy feliz, siempre dispuesta a enseñar a los demás, desde sus 14 años inició una sala de tareas en su casa cuando estaba en segundo de bachillerato, desde entonces pudo descubrir lo tan emocionada que se sentía cuando enseñaba.

Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Primaria Juan López Abajo del Distrito Municipal de Juan López, al igual que los estudios secundarios en el Liceo Aurora Tavárez Belliard, que funcionaba en el mismo recinto.

Asimismo, realizó sus estudios universitarios en Educación mención Ciencias Sociales de la Universidad Tecnológica del Cibao, UTESA, Recinto Moca y los culminó en el año 2006.

En el 2013, complementó su formación con una maestría en el ISFODOSU, en Ciencias Sociales orientada a la Investigación y la Enseñanza.

“Ser docente de ISFODOSU me ha permitido ser parte de una respetable, capacitada y unida familia que trabaja arduamente en equipo para aportar en la formación académica y vocacional de la mayoría de los docentes de la educación dominicana, los cuáles serán los grandes ejemplos y guías de nuestra niñez”, agregó orgullosa la docente.

Las asignaturas que imparte en el recinto son en el área de Ciencias Sociales: Introducción a las Ciencias Sociales, Historia Dominicana y Geografía Universal.

Dentro de los cursos académicos que tiene la maestra son: Capacitación Avanzada en Educación Digital, Evaluación por Competencias y Desarrollo del Pensamiento Creativo, UNIR, 2021, Diplomado en aprendizaje Híbrido, la transformación de las prácticas de la enseñanza, Microsoft, E- Learning, UCA Ávila, 2020, Análisis cualitativo en Investigación, Universidad de Río Piedras, Puerto Rico 2020.

Isanet nacida en Santiago de los Caballeros, ha vivido la mayor parte del tiempo en Espaillat, Moca, actualmente reside en la Romana. Ingresó al Recinto de ISFODOSU en San Pedro de Macorís, Juan Vicente Moscoso, JVM, a sus 23 años de edad como monitora y ya para el año 2009 pasó a ser docente oficialmente.

“Ser docente de ISFODOSU ha marcado mi vida gratamente, pues ha sido mi mejor experiencia docente de mayor alcance y gratificación, tanto para sentir que aporto a mi país como para mi crecimiento profesional y mi vida personal, sintiendo siempre un gran apoyo como parte de esta gran familia”, manifestó Isanet.

Exhorta a los jóvenes que desean ser docentes que deben identificar si realmente es su afición ya que no es una carrera como cualquier otra, es una vocación en la que se debe sentir el llamado y cumplirlo día a día con amor y dedicación, la cual para ella su parte favorita de su carrera es cuando aporta un grano de arena en la formación de los jóvenes.

“Un buen educador, debe tener vocación, entender que no es una carrera simple, es una labor que debemos desempeñar llena de empatía, entrega total y amor. Desarrollándola de esta manera, es la única forma de asegurarnos que será realmente para el bienestar y la formación de la juventud que tanto nos necesita”, concluyó la maestra.

Te podría interesar