Flérida Dolores Ureña Díaz, colaboradora del LNNM “Tres décadas cocinando para sus comensales preferidos, los estudiantes”

por Rafael Paulino
370 vistas

Orgullosa de los valores que sus padres le inculcaron desde pequeña, Flérida Dolores Ureña Díaz, desarrolló su vocación de servicio y su más grande anhelo de cocinar para muchas personas; oportunidad que, hace más de tres décadas, le brindó ISFODOSU.

En el año 1989 entra por primera vez a la cocina del recinto en Santiago, Luis Napoleón Núñez Molina (LNNM) en donde hasta la actualidad continúa brindando a sus comensales, con mucha dedicación, sus mejores recetas.
“Para mí es un orgullo pertenecer a la familia de ISFODOSU. Mi vocación de servicio es ayudar a todas las personas que puedo”, agregó sonriente Dolores.

Para la colaboradora, ISFODOSU es una gran familia compuesta por personas serviciales, donde se cultiva una relación de hermandad entre todos los miembros de la institución.

“Todos somos unidos, me siento como la segunda madre de los estudiantes, porque le doy el apoyo moral y lo que necesiten de mí”, expresó.

Flérida lleva más de 25 años casada con Herminio De Jesús Chávez con quien procreó a Wanda y Mariano.

Esta amante del sancocho y las habichuelas con dulces, pertenece a varias organizaciones comunitarias, divide su valioso tiempo entre su hogar, trabajo, atender a las personas que necesitan de su ayuda, visitar a los enfermos; profesa que su mayor recompensa es el servicio.

Su indudable fe en Dios, su simpatía, el don de servicio sin importar las circunstancias que se le presenten, su espíritu de humildad y la pasión por la cocina son algunas de las cualidades que adornan la personalidad de Flérida.

Te podría interesar