Arisleidy Echavarría Agramonte, egresada FEM: “Gracias a la guía y valores que brinda el ISFODOSU pude convertirme en una docente de calidad”

por Rafael Paulino
52 vistas

Arisleidy Echavarría Agramonte nació en la ciudad de Santo Domingo y tuvo una niñez divertida, donde jugaba con su hermana y amigos y realizaban coreografías de alguna serie de televisión.

Realizó sus estudios primarios en varios centros educativos como el Colegio Arroyo Bonito, el Centro de Estudios Pilar Infantil y la Escuela Básica República de Japón. Mientras que los secundarios fueron realizados en el Liceo Matutino Las Américas y el Politécnico Las Américas.

“Me defino como una persona soñadora, romántica y activa, me gusta mucho pensar en el futuro dentro de los distintos ámbitos de mi vida y luchar para conseguirlo, aunque sea complicado e implique luchar conmigo misma. Todo esto es gracias a mi familia directa y aquellos amigos que también considero familia y parte fundamental de mi vida, por eso tengo una muy buena relación con ellos”, dice Arisleidy.

Desde pequeña, a Echavarría le agradó la idea de trabajar con jóvenes. En primera instancia como psicóloga y no maestra. Al cabo de un tiempo una amiga le convenció de aprovechar las oportunidades de obtener una beca e inscribirse en el ISFODOSU, específicamente en el recinto en Santo Domingo, Félix Evaristo Mejía, FEM.

Oficialmente ingresó al FEM a la edad de 17 años, donde eligió la Licenciatura en Lengua y Literatura Orientada a la Educación Secundaria. Desde su primer cuatrimestre hasta ahora no se ha arrepentido de la decisión, porque cada día se ha enamorado y apasionado más de la carrera.

“Ser egresada del recinto FEM me emociona mucho. Gracias a la guía y valores que brinda el ISFODOSU tomé buenas referencias para convertirme en la docente de calidad que soy ahora. En mi tiempo como estudiante recibí mucho apoyo de mis maestros y compañeros y quiero seguir en constante evolución. Me esforcé para obtener mis logros como corresponde. Aprendí que, a pesar de todo, si te esfuerzas lo suficiente, es posible lograr tus metas”, relata Agramonte.

Arisleidy culminó sus estudios de licenciatura en el año 2022. Actualmente está tomando un curso de Inteligencia Artificial en el Politécnico Nuestra Señora del Carmen, donde labora, gracias a que aprobó el Concurso de Oposición Docente 2023. Ha cursado además varios diplomados en aprendizaje sobre neurociencias y educación, neuroética aplicada a la educación, estrategias para desarrollar la escritura creativa, integración de las TIC’s, inglés intensivo para docentes, tecnología educativa, entre otros. Tiene planeando tomar algunos cursos relacionados a la neuroeducación y hacer una maestría del mismo tema.

Echavarría vive en Santo Domingo Oeste y le gusta el atletismo. En su tiempo libre disfruta de ver series, películas, la lectura y escritura. Se identifica con la lectura de Timoteo 1, 4:12: “Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza”. En este, ella reflexiona que le permite avanzar con buenas expectativas sobre lo que quiere ser y enseñar.

Recuerda con mucho cariño las presentaciones artísticas relacionadas a algunas materias durante sus años de estudiante en el ISFODOSU, como las interpretaciones teatrales. En 2020 participó en un concurso de escritura de cuentos y ensayos en inglés y ganó el primer lugar en la escritura de cuentos. En 2022 participó en un taller y concurso de reciclaje en el cual obtuvo el tercer lugar.

“Siempre amé cómo le brillaban los ojos a muchos de mis maestros al momento de enseñar, se notaba su pasión y emoción. Ahora, eso mismo transmito a mis alumnos. Para aquellos jóvenes que quieren ser docentes les digo que no será fácil. Llorarán, se estresarán y en algunas ocasiones puede que se cansen. Pero a la misma vez será algo hermoso, porque se emocionarán cuando vean que los estudiantes aprendan y apliquen lo que le enseñen”, relata acongojada Agramonte.

Lo que más le gusta de su carrera es buscar actividades que motiven y emocionen a los estudiantes a aprender. Refiere que aquellos que tienen conocimiento del ISFODOSU constantemente dicen que es una muy buena universidad, gracias a las capacidades que obtienen los maestros y las demuestran al salir.

La maestra Arisleidy define a un buen educador con las siguientes cualidades: empatía, innovación, comprensión, estrategias y motivación.

RL

Te podría interesar