ANTONINO VIDAL ORTEGA, DOCENTE FEM: Me gusta aportar mi granito de arena dentro de ISFODOSU con los jóvenes para estimularlos y ayudarlos a ser buenos profesionales.

por Rafael Paulino
531 vistas

Antonino Vidal Ortega es oriundo de Lebrija, Sevilla, España y recuerda su niñez como una época feliz y buena, donde tuvo unos padres amorosos y una muy estrecha relación con su familia.

Realizó sus estudios primarios y secundarios en su natal Lebrija y posteriormente estudió Geografía e Historia, realizando una maestría y doctorado en Historia con énfasis en América en la Universidad de Sevilla y la Universidad Internacional de Andalucía, Sede La Rábida, respectivamente, lo que le llevó a destacarse como Cum Lauden (máximo reconocimiento) en su tesis doctoral, otorgándole un premio de investigación y su posterior publicación.

Antonino, como todo estudiante universitario tuvo dificultades que pudo sobrellevar en sus tiempos de juventud, culminando sus estudios de licenciatura en el año 1991, los de maestría en el 1994 y doctorado en el 2001.

“Me defino como un historiador totalmente deformado por mi formación y aunque no estudié educación, el ejercicio de la misma me llena de satisfacción y compromiso, porque puedo acompañar a los jóvenes en su proceso de aprendizaje”, cuenta con regocijo Vidal.

Hace dos años ingresó al Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña, ISFODOSU para impartir la asignatura de Civilizaciones e Historias de los pueblos del Caribe y del mundo Atlántico, que le ha permitido aprender de los estudiantes también.

“Llevo poco tiempo en ISFODOSU, específicamente en el recinto del FEM, pero me gusta aportar mi granito de arena con los jóvenes para estimularlos y ayudarlos a ser buenos profesionales. Creo que el país tiene muchas dificultades y atrasos en su sistema universitario y siento que mi experiencia puede ser útil para la mejora de los procesos de enseñanza”, enfatiza el docente.

Actualmente reside en Santo Domingo y en su tiempo libre disfruta de la lectura, música, cine, los perros y las plantas y practica ejercicios como natación, caminar y trotar.

Ha impartido docencia en España y Colombia regularmente, de manera puntual en México, Costa Rica y Chile y es un ferviente investigador de la historia, teniendo una abundante producción intelectual en torno a la historia del Caribe. De igual manera ha participado en diversos proyectos de investigación y actualmente trabaja en un Horizonte 2020 de la UE. Puedes encontrar sus escritos en: Académia.edu.

“A todos los jóvenes que decidan ser docentes les aconsejo a seguir adelante, porque el secreto de toda profesión es que te guste. Recuerden que el proceso de formación en el mundo actual ha de ser continuado, porque siempre hay que estar estudiando. No se cansen de investigar”, recalca Antonino.

El docente posee el curso de Civilización II y sigue formándose. Fue reconocido como profesor distinguido en la Universidad del Norte, donde laboró más de 15 años y define a un buen educador como alguien que sabe escuchar y tiene la capacidad de adaptarse.

Te podría interesar