6 de abril: Día Mundial de la actividad física y la promoción de estilos de vida saludable

por Rafael Paulino
501 vistas

El Día Mundial de la Actividad Física se celebra cada 6 de abril. Fue creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2002 con el objetivo de promover en todas las edades la actividad física y concienciar a la población sobre los beneficios de mantener una vida activa.

En este sentido, la actividad física regular favorece la salud mental, previene enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardíacas, ayuda a controlar el peso, reducir la ansiedad y el estrés, así como a mejorar la calidad del sueño. Cada año, un tema diferente enaltece el Día Mundial de la Actividad Física, enfocándose en un aspecto específico y su importancia para la salud. En el 2023, el tema es “Disfruta siendo activo”.

Disfrutar siendo activo, constituye una actitud muy importante para mantener un estilo de vida saludable. Ser activo no solo tiene beneficios para la salud física, sino también para la salud mental y emocional. Al respecto, existen muchas maneras de disfrutar siendo activo, desde practicar deportes en equipo, caminar en la naturaleza, hacer yoga, bailar, realizar ejercicios en casa, entre otros.

Lo ideal es encontrar una actividad física que sea de sumo agrado y divierta al ser humano, de modo que sea más placentero para incorporar como rutina diaria. Por lo tanto, la actividad física establece objetivos realistas y alcanzables, celebrando logros a medida que se van obteniendo. La idea es motivar a las personas a ser más activas y tomar medidas para mejorar su salud y bienestar a través del ejercicio y la actividad física.

El Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (ISFODOSU), ofrece diversas actividades físicas de vital importancia para su comunidad académica, con énfasis en el estudiante. A través de su planificación, sistematización y desarrollo, el estudiante mejora la salud y el bienestar físico y mental, contrarrestando problemas de salud que se suscitan como el aumento de peso, la mala postura y la fatiga. Ante ello, la actividad física resulta una forma efectiva de proporcionar oportunidades para que los estudiantes se conozcan, trabajen juntos y desarrollen las relaciones interpersonales.

Algunas recomendaciones para realizar actividad física son: El ejercicio al aire libre, que permite aprovechar el buen tiempo para efectuar caminatas, carreras, bicicleta, participar en actividades deportivas, recreativas y lúdicas en espacios abiertos, hacer yoga al aire libre y participar en clases de danza y baile.

¡Celebremos juntos el Día Mundial de la Actividad Física!

Colaboración: Dr. Miguel Israel Bennasar-García

PM

 

Te podría interesar