Egresada del FEM: Vanessa Seija Lorenzo “ISFODOSU me hizo reconocer cualidades en mí que no conocía”

por Rafael Paulino
360 vistas

Su pasión por la docencia la descubrió siendo apenas una adolescente. Mientras formaba parte de un grupo de jóvenes de la iglesia católica, una monja le propuso dar catequesis a niños de 7 y 9 años, y es cuando se da cuenta de que desea seguir enseñando por el resto de su vida.

Vanessa Seija Lorenzo nace en el barrio Las Flores de la Provincia San Cristóbal. Allí aprendió a dar sus primeros pasos, disfrutó de una bonita niñez y recibió una buena educación.

“Tuve una niñez muy feliz. Mi relación con mis hermanos fue muy afectiva, tuve una madrastra y un padrastro de quienes no me puedo quejar y, convivir con mis abuelos fue como tener varios padres y varias madres a la vez. El hecho de que mis padres no vivieran conmigo no me afectó”, aseguró Vanessa.

Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Básica del Instituto Politécnico Loyola y los secundarios en el Liceo Secundario Enedina Puello Renville, ambos en San Cristóbal.

Vanessa Seija obtiene su título de Licenciatura en Educación Primaria Segundo Ciclo, durante la celebración de la Primera Graduación Virtual de ISFODOSU, lo permitido por la pandemia que generó la Covid-19 en el año 2020.

“A pesar de que me gradué en plena pandemia, para mí fue un honor haber estudiado Educación y haberlo hecho en la mejor institución en formación docente que tiene la República Dominicana”, aseguró con emoción en su rostro la egresada del recinto ISFODOSU en Santo Domingo, Félix Evaristo Mejía, FEM.

En su camino para convertirse en docente tuvo que enfrentar algunas realidades que hacían de su andar un reto más difícil.
Pero el hecho de ser madre y esposa, al tiempo que estudiaba con horario a tiempo completo, viviendo fuera de la ciudad, no fue obstáculo para seguir adelante en su propósito.
“El ISFODOSU me hizo conocer cualidades en mí que no sabía que poseía, me brindó la oportunidad de cumplir mis sueños, incluso, pude conocer otro país a través del Programa Movilidad Estudiantil que ofrece la institución, pude viajar a Colombia. Esto aportó conocimientos tanto a mi desarrollo profesional y cultural como personal”, destacó Vanessa.

Reafirma su vocación de docente comprometiéndose a enseñar con calidad y a adoptar a sus estudiantes como si fueran sus propios hijos, educándolos con formación en valores.

Al recordar sus vivencias en ISFODOSU, sus emociones salen a flote cuando menciona que sus compañeros de clase se convirtieron en hermanos y los maestros en padres ejemplares.

La maestra Vanessa Seija se define como una persona humilde, responsable, humanitaria, que sabe aprovechar las oportunidades y que sufre las injusticias.

“Les aconsejo a esos jóvenes que quieren ser educadores que luchen por conseguir lo que desean, pero sobre todo háganlo con responsabilidad y dando lo mejor en cada una de sus acciones con compromiso y entrega, recuerden que en la educación está el futuro de toda nación”, enfatizó la maestra Vanessa.

Te podría interesar